Datos personales

Mi foto

Hola, me llamo Lydia y soy de Madrid, si queréis hacer un regalo original, no dudéis en poneros en contacto conmigo, todas la galletas, tartas, y cupcakes son personalizadas con el motivo que queráis, solo tenéis que avisarme con unos días de antelación para poder hacerlo todo bien. Podéis escribirme a misrecetasmasdulces@gmail.com o en mi página de facebook con el mismo nombre. También puedes aprender a hacerlo tú mismo en mi taller de decoración de repostería

miércoles, 10 de junio de 2015

GALLETAS PINTADAS SOBRE GALLETA Y PERFECTAS GALLETAS DE JENGIBRE

¿ Quién dice que hay que glasear o forrar con fondant par hacer una galleta pintada y que quede espectacular?

Pues no, también se puede pinta directamente sobre la galleta y queda la mar de bonita. Fácil, rápido y bastante menos calórico 



Esta galleta ha sido una prueba, pero no será la última. Lo único que no me convence demasiado es que la he hecho en una galleta de jengibre y creo que quedará mejor en una galleta clara de mantequilla, más que nada por los colores, ya que en una galleta más clarita los colores los podréis poner más pastel. yo me he tenido que decantar por colores más oscuros para que se notara, ya que la galleta es bastante oscura

La técnica es superfácil, empezamos:

Lo primero es la masa, esta vez la he hecho de jengibre.  Esta es una receta que he adaptado de la receta de galletas de jengibre checa. Me encanta esta receta, porque es perfecta para galletas grandes, es bastante robusta, pero a la vez es flexible y es genial  para hacer galletas curvadas, o cajas.



   INGREDIENTES 


                 500 g de harina de trigo
                   140 g de azúcar glass
                     2 cucharadas soperas de cacao puro en polvo (yo he usado Valor)
                    1 cucharadita de bicarbonato
un par de cucharaditas de especias ( yo me he agenciado un frasco en el que he mezclado especias y es lo que uso. La mezcla lleva;   )               

   2 cucharaditas de jengibre
                    2 cucharadita de canela
                    1/2 cucharadita de clavo molido
                    1/2 cucharadita de nuez moscada
                   4 ó 5 pimentas de jamaica molidas
1 anís estrellado 

La mezcla es un poco orientativa, luego ya depende del sabor que más os guste, si os gusta que sepan más a jengibre, haced la mezcla con más jengibre. Que os gusta más la canela, pues echáis más canela..
                     80 g de mantequilla a temperatura ambiente
                     2 huevos para la masa, a temperatura ambiente
                    100 g de miel
                     1 huevo más, batido, para pintar las galletas una vez sacadas del horno
(Yo a estas no las he pintado con huevo, pero si lo hacéis os quedarán brillantes y preciosas)



PREPARACIÓN


♥ Tamizamos la harina, azúcar glas, bicarbonato, chocolate  y todas las especias 

♥ Se mezclan bien todos los ingredientes secos en la amasadora, a velocidad baja para que no se vuele la harina

♥ Hacemos un hueco en el centro y añadimos los huevos, la mantequilla cortada en cuadrados y la miel

♥ Mezclamos todo bien a velocidad baja e iremos aumentando la velocidad hasta que esté bien ligada, nos daremos cuenta de que está la masa cuando se despegue de las paredes del bol
♥La masa resultante es de color marrón tostado, huele que alimenta y si la pruebas cruda, quizás no llegues a hornearla, porque está tan rica que te la puedes comer cruda

♥La masa debemos dejarla en reposo 24 horas envuelta en un film transparente en la nevera y cuando la queremos hornear, habrá que sacarla unas horas antes para que esté a temperatura ambiente
♥No hace falta que volvamos a enfriar la masa una vez que la tenemos cortada. Menos mal, porque a  mi se me han hecho eternas estas 24 horas hasta que he podido hacer las galletas y después decorarlas
♥Una vez cortadas, las metemos al horno precalentado a 180º grados durante unos 12 minutos, y en cuanto las saquéis las pintáis con huevo batido que es lo que le va a dar ese brillo tan bonito


♥ Acordaos de colocar las galletas separadas unos dos cm cada una, ya que crecen un poquito


Bueno, y ya que sabemos hacer galletas, ahora las vamos a pintar


Cogemos el dibujo elegido, lo imprimimos del revés y lo calcamos en papel de horno. 
Lo traspasamos a la galleta volviéndolo a marcar encima de la galleta 

Si veis que os ha quedado poco marcado, y en este caso al ser oscuras se nota menos, lo repasamos con rotu comestible



Mezclamos colorante en polvo con vodka, esta vez dejamos la mezcla un poquito más espesa, ya que la galleta es porosa y nos va a absorber mucho la pintura, así que cuanto más espesa esté, menos se absorberá


De todas formas yo le ha dado dos manos de pintura



Podemos poner unos toques de glasa para hacer unas flores o la mariposa que lleva en el vestido 


 Los coloretes los pinté con la pintura en seco, los ojos y las pecas con rotulador 




Para finalizar, solo nos falta algo de color alrededor de la galleta y unos detalles de glasa


Ah, por si os preguntáis dónde he comprado los cortadores, son diseños míos, si os gustan los podéis ver todos aquí



A que no es tan difícil?

Pues todos a practicar, y mañana más 

Besos mil



3 comentarios:

  1. Son una preciosidad tus galletitas, me recuerdan a los cromos que tenia de pequeña, me han encantado, creo que unas de las galletas mas lindas que he visto. Besicos amiga

    ResponderEliminar

Todos vuestros comentarios los leo atentamente y estoy muy agradecida por ellos, un beso a todos