Datos personales

Mi foto

Hola, me llamo Lydia y soy de Madrid, si queréis hacer un regalo original, no dudéis en poneros en contacto conmigo, todas la galletas, tartas, y cupcakes son personalizadas con el motivo que queráis, solo tenéis que avisarme con unos días de antelación para poder hacerlo todo bien. Podéis escribirme a misrecetasmasdulces@gmail.com o en mi página de facebook con el mismo nombre. También puedes aprender a hacerlo tú mismo en mi taller de decoración de repostería

miércoles, 1 de abril de 2015

PAN EXPRESS BY ROBY

¡¡¡Abemus Pan!!!! 

  Así que desde ahora prepararé una entradita a la semana  o al mes o cuando el "panadero" me dé  las recetas de  los panes más ricos del mundo mundial


Comenzamos el especial panadero con el pan express,  tomad papel y lápiz y al lío

(Toda la receta y explicaciones sobre el pan está escrita por Rober)


Pan Express

Esta es una receta para hacer pan de forma rápida, sin largas fermentaciones y sin necesidad de precalentar el horno, ya que el levado de la masa se realiza a lo largo del propio horneado.
Lo único que se necesita, aparte de los ingredientes, es una cazuela con tapadera, que sea apta para el horno. Yo utilizo una de vidrio tipo pyrex, ya que, al ser transparente, me permite controlar mejor el horneado.

Ingredientes:
400 g de harina de fuerza.
233 g de agua.
27 g de aceite.
12 g de sal.
7 g de levadura de panadería en polvo.

Elaboración:
Se pesan los ingredientes (tampoco hay que ser demasiado estrictos) y se mezclan en un recipiente. No seáis escrupulosos y hacedlo con las manos y así notaréis cómo va evolucionando la masa.
Esa masa, más o menos mezclada, la pasáis a una superficie adecuada (con la encimera de la cocina es más que suficiente) y empezáis a amasar unos minutos hasta que la masa deje de pegarse a las manos. La ponéis en el recipiente donde habéis mezclado los ingredientes, más que nada para no manchar más que lo imprescindible, y lo dejáis tapado con un trapo limpio durante unos minutos para que la masa se relaje.




Sacáis la masa y seguís amasando (estirando la masa, no desgarrándola) hasta que notéis que la masa está suave y elástica. No hace falta que añadáis más harina ni que llenéis la encimera con ella. Formáis una bola con la masa girándola con movimientos laterales, remetiendo suavemente los bordes al hacerlo para darle tensión a la superficie.






En estos momentos podéis dejarla fermentar o directa al horno, depende del tiempo del que dispongáis. Si no lo tenéis podéis saltaros el siguiente paso:
·         Volvéis a meter la bola de masa en el recipiente y la dejáis tapada con un trapo (vale el de antes) durante una hora más o menos. Sacáis la masa, que habrá crecido notablemente y volvéis a amasarla un poco para desgasificarla y así lograréis que desaparezcan las burbujas grandes. Después volvéis a formar una bola de la misma manera que antes.



Untad la cazuela ligeramente (he dicho ligeramente, que no váis a freír nada) con aceite y harina, tanto el fondo como las paredes y meted la bola de masa en ella. No os preocupéis si parece pequeña para tanta cazuela, luego va a crecer y a llenarla. Con una cuchilla, o un cuchillo afilado le dais algún corte para que al hacerse se abra por donde queréis vosotros, no por donde quiera ella, y quede la corteza bonita. Tapáis la cazuela y la metéis en el horno (frío), que quede la cazuela en la mitad del horno. Ponéis la temperatura en 220º con el calor arriba y abajo. Hornead entre 35 y 40 minutos (eso dependerá del horno, que son muy suyos y cada uno es un mundo). Pasado este tiempo, estará aún bastante pálido, así que le quitaréis la tapa y dejaréis que coja un bonito color dorado. Con 10 minutos más sería suficiente (no os paséis y probad hasta que cojáis el punto).





Ya lo podéis sacar del horno y con cuidado sacarlo de la cazuela y dejarlo enfriar sobre una rejilla.
Tanto si lo hacéis directamente como si lo dejáis fermentar, el resultado es sorprendentemente bueno. La diferencia es que si lo dejáis fermentar saldrá más esponjoso y, si no lo hacéis, saldrá más compacto, aunque el sabor será estupendo en cualquier caso.




Por mi experiencia, sale bien siempre y tendréis un pan estupendo en poco tiempo. No es lo mismo, evidentemente, que utilizar masa madre y tiempos de fermentación largos, que es lo que le da al pan un sabor increíble, pero el resultado es más que digno.







Notas:
De las harinas que he comprado en diferentes supermercados, la que mejor resultado me ha dado, fuera de las de marcas específicas, es la de marca blanca de Mercadona y la de Carrefour.
Las levaduras funcionan bien todas las que he probado, pero procuro comprar la de Lidl porque los sobrecitos son justamente de 7g. Ojo, que sea levadura de panadería, no vale la de tipo Royal, que es la que se utiliza para los bizcochos, magdalenas, etc.
El aceite depende de lo que os guste más. El de oliva da más sabor, pero podéis usar igualmente el de girasol o incluso mezclarlos.











Hasta el próximo especial de panes

Lydia y Rober 

2 comentarios:

  1. Un pan estupendo y muy rápido.Gracias y un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Doris, mi marido que es el panadero oficial, jejje, y no veas que ricos le salen!! Besitos

      Eliminar

Todos vuestros comentarios los leo atentamente y estoy muy agradecida por ellos, un beso a todos