Datos personales

Mi foto

Hola, me llamo Lydia y soy de Madrid, si queréis hacer un regalo original, no dudéis en poneros en contacto conmigo, todas la galletas, tartas, y cupcakes son personalizadas con el motivo que queráis, solo tenéis que avisarme con unos días de antelación para poder hacerlo todo bien. Podéis escribirme a misrecetasmasdulces@gmail.com o en mi página de facebook con el mismo nombre. También puedes aprender a hacerlo tú mismo en mi taller de decoración de repostería

jueves, 30 de abril de 2015

GALLETAS CASITAS DE CHOCOLATE (TUTORIAL)

Cuando me puse a hacer estas casitas no sabía si estaba haciendo la casita de Hansel y Gretel, las casitas de Los Tres Cerditos o alguna casita de algún pueblo del norte que tanto me gustan. El hecho es que al terminar me encantaron y sobre todo porque me lo pasé pipá decorándolas con un montón de técnicas que están ahora tan de moda



La receta de estas galletas es mi receta de galletas de chocolate definitiva, pero en vez de ser de chocolate con arándanos esta vez la he hecho con chocolate y café y la verdad no sé cual me gusta más. Lo que me gusta es la firmeza de las galletas y lo buena que resulta para poder decorar galletas grandes

Estas galletas son tamaño normal, bueno medianas tirando a grandes. De suelo a techo 10 cm, así que se pueden considerar grandes, y con esta receta se pueden decorar sin miedo. Quedan resistentes, lisas y no se deforman

No tengo fotos del paso a paso, porque estaba tan embobada hacíendolas que se me olvidó "fotear" el paso a paso, así que os voy a explicar todo lo que pueda como las decoré




Lo primero que hice fue "pincelar" las dos galletas con una fina capa de glasa, sí sí, la glasa la extendí con un pincel plano y las fui cubriendo, dejando aparte el tejado.

La glasa de una consistencia media se va extendiendo por toda la galleta y lo bueno es que al ser una capa fina de glasa se seca rápido y podemos seguir decorando sin esperar mucho rato. 

Una de las casitas la decoré con efecto madera, ya sabéis como es, ¿no?  bueno pues mirad aquí, la diferencia es que en estas galletas he usado el pincel para rellenarlas en vez de la espátula 

Una vez que extendí la glasa sobre la galleta la dí el efecto madera y en la parte de la puerta hice el efecto más pequeño
Cuando se secó, pincelé el techo con una fina capa de rosa claro. Una vez que se secó, añadí un tono más oscuro de colorante a la glasa, lo mezclé y con una esponja le fui dando golpecitos para imitar un efecto piedra para el tejado


Para la chimenea pincelé una fina capa de glasa y fui trazando los ladrillos con un cuchillo antes de que la glasa se secara


Una vez que estaba todo bien seco le fui dando algo de color a las partes que estaban en blanco. 

A la chimenea le di un poco de color terracota y a la puerta dos tonos de marrón para simular madera.


A las "maderas" frontales, le di unos tonos marrones y verdes y lista 


La otra casita casi me gustó más ♥♥♥♥


Lleva un poquito más de trabajo, pero es  muy divertido  

Primero la di una fina capa de glasa color terracota con un pincel. La parte de la puerta la simulé como madera

El tejado lo glasee con glasa del mismo color que el fondo de la casa, simplemente lo pinté con el pincel.

La chimenea la hice igual en las dos casas 

Una vez seca, con glasa blanca  de consistencia media fui simulando las piedras con la manga y una boquilla del 3, una por aquí, otra por allá...


Una vez terminadas las piedras es momento de dejar que se seque bien, por lo menos dos horas

Una vez que tenemos las piedras secas, con la manga vertemos un poco de glasa entre algunas de las piedras para poder esparcir el musgo entre ellas.

Anda, creo que no os he dicho como se hace el musgo, jejejjeej

Pues es tan sencillo como picar alguna galleta que tengáis de sobra, muy muy picadita en el robot.

Una vez que tengáis la galleta picada la metéis en una bolsa y le añadís unas gotas de colorante verde diluido en vodka, cerráis la bolsa y agitad agitad agitad

Cuando tengáis todas las migas bien teñidas, extendedlas sobre una bandeja de horno y las metéis con una temperatura de unos 50ºC unos 30 minutos. El tema es que se quede bien seca para que no se ponga mala con la humedad. Cuando estén secas las metéis en un bote de cristal bien cerradito y os aguantará muuucho



Seguimos con la casa


Poneéis la casita en una bandeja y esparcís el musgo por los sitios donde hemos glaseado, por supuesto antes de que se seque

Dejamos la casita ahí en la bandeja una hora más o menos, después, una vez seca la damos la vuelta y retiramos todo el "musgo" sobrante

Por último solo queda pintar las piedras, para eso utilicé dos tonos de marrón y negro para darle esa similitud. Para la puerta hice lo mismo que en la otra



¿Qué os ha parecido? ¿Tenéis alguna idea para hacer más casitas?

Espero vuestros comentarios 

Besos mil



5 comentarios:

  1. Me encanta, me encanta, me encanta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapa, espero que te sirva para hacer muchas más casitas

      Eliminar
  2. Me encanta, me encanta, me encanta.

    ResponderEliminar
  3. Me encantan estas casitas son una preciosidad

    ResponderEliminar
  4. Me encantan estas casitas son una preciosidad

    ResponderEliminar

Todos vuestros comentarios los leo atentamente y estoy muy agradecida por ellos, un beso a todos